Propuestas Familiares

PARA LOS MÁS CHICOS

Para comenzar el día

Para finalizar el día

PARA REALIZAR EN FAMILIA

En algún momento del día, invitá a tu familia a compartir un ratito de encuentro, en donde ejercitar la escucha y mirada amorosa. Algunas posibles consignas para compartir:

  • ¿Cómo me siento en este nuevo día que comienza?
  • Mirando este año tan distinto, ¿qué es lo que más me costó o me sigue costando?
  • ¿Qué me gustaría decirle hoy a mi familia? 
  • ¿Qué me gustaría agradecer del día de hoy?
  • ¿Qué es lo que más me gusta de esta época del año?

Querida Familia:


¡Estamos viviendo el último trecho de este año tan especial! ¡Cuántos desafíos! Un año inesperado que por momentos ha sido difícil transitar, con miedos, inseguridades, cambios no deseados, preguntas… Y la invitación también a vivirlo juntos, en familia, apoyándonos y acompañándonos. Y hoy queremos invitarlos a conectar con la gratitud, a descubrir las cosas de este año por las que hoy les gustaría dar gracias. Recorrerlo, reconocernos en cada paso, cómo lo fuimos viviendo, qué se despertó en cada
uno de nosotros.

 

¿Cómo lo vamos a hacer?

 

  • Primero: Nos reunimos en familia para compartir un ratito de encuentro, para regalarnos un tiempo para nosotros, sin interrupciones. Ayuda apagar la tele, dejar los celulares para que cada uno de nosotros esté todo presente al encuentro. Disponemos el lugar, podemos prender una vela. Y disponemos nuestro cuerpo y nuestro corazón: podemos realizar algunos ejercicios corporales, estiramientos, masajes suaves… Realizamos tres respiraciones profundas, lentamente y abrimos nuestro corazón para encontrarnos y disfrutar
    de este rato juntos.

 

  • Segundo: Cada uno recibe una hoja en blanco en donde podrá contestar por escrito/ dibujar lo que se despierte frente a estas preguntas:
    ¿Cómo me siento al terminar el año?
    ¿Cuáles son los sentimientos que hoy están presentes en mí?
    ¿Qué fue lo que más me costó de este año? ¿Por qué?
    ¿Qué fue lo más lindo que viví este año?
    Hago una lista de por lo menos 3 cosas por las que me gustaría dar gracias de este año.

 

  • Tercero: Compartimos en familia, nos escuchamos en profundo silencio, sin interrumpirnos ni contestarnos. Cada uno habla en primera persona. Los demás recibimos su corazón, lo miramos a los ojos disfrutando de este momento de intimidad, de profundo encuentro.

 

  • Al finalizar: cada uno recibe tres corazones de cartulina en donde escribe esas cosas por las que hoy quiere dar gracias.
    Entre todos confeccionamos nuestro árbol, al finalizar lo ponemos en el centro y nos tomamos de la mano, nos miramos a los ojos, nos damos las gracias con la mirada, sin necesidad de palabras. El que coordina el encuentro puede decir algunas palabras de cierre. A modo de ejemplo: ¡qué alegría celebrar que estamos juntos! Dar las gracias por todo lo lindo compartido en este año tan especial, que por momentos nos resultó tan difícil. Hoy estamos juntos y queremos celebrarlo. Nos damos las gracias con la mirada y finalizamos este ratito de encuentro con un fuerte abrazo,
    todos con todos.